viernes, 16 de setiembre de 2005

Exclusión y convivencia escolar

El derecho a la igualdad entre alumnos y alumnas es incuestionable una vez superadas las creencias que mantenían el sistema sexo-género. La escuela ha contribuido a hacer efectivo ese derecho; sin embargo, investigaciones recientes ponen de manifiesto las barreras que todavía encuentran las alumnas en sus opciones tanto vitales como profesionales. Es necesario hacer visibles los mecanismos que todavía facilitan la permanencia de la cultura de los géneros así como revisar prácticas educativas y aspectos curriculares que posibilitan la permanencia de jerarquías entre sexos, de manera que tanto alumnos como alumnas puedan desarrollarse en toda su dimensión como personas.

Pero también, en el contexto actual, en ocasiones, la diversidad de orígenes culturales está vinculada a situaciones socioeconómicas frágiles. Puede afirmarse que el alumnado que se escolariza en nuestra región, en su recorrido hacia la escuela no tiene los mismos puntos de partida con respecto a su situación y su origen socio-cultural. Del mismo modo la experiencia de los últimos veinte años en el desarrollo de iniciativas de integración de alumnado con necesidades educativas especiales derivadas de una discapacidad, hace imprescindible un cambio de enfoque en la acción educativa. En este tiempo, la consideración de las necesidades individuales del sujeto no ha sido suficientemente acompañada de planteamientos del contexto, de manera que es en el contexto escolar y social donde se ubican las auténticas potencialidades que van a permitir al alumnado con necesidades educativas especiales derivadas de una discapacidad, ser incluidos en la comunidad tanto escolar como social.

Son las barreras del aprendizaje que pone el medio escolar y social las que hay que remover para que sea posible una escuela y, por ende, una sociedad donde tengan cabida todas las personas. Es necesario que las escuelas incorporen procesos de reflexión que analicen las barreras existentes para la participación y el aprendizaje, facilitando la respuesta a las expectativas de quienes configuran la comunidad educativa. Los objetivos homogeneizadores con que nacieron los sistemas educativos y que las escuelas tuvieron en sus orígenes quedan desplazados en la escuela inclusiva que fundamenta su calidad educativa en la equidad. La complejización de nuestra sociedad y la constatación de las tensiones que se viven en su seno repercuten en la vida interna de la escuela, haciendo patentes dichas tensiones en el clima de convivencia en la misma.

2 comentarios:

Benjamin Perez Carrillo dijo...

Sr. Delgado,

me llamo Benjamín Perez Carrillo, profesor del Liceo Francisco Coloane de Castro, durante el primer semestre desarrolle un trabajo de blogs con mi cuarto medio en la asginatura Aplicaciones de la informática, espero que conozca de nuestro trabajo, en julio educarchile incluyo un nuestra experiencia en su publicacion de los Blogs Educativos, tambien en agosto se nos menciono en el sitio español Aulanet.com, y ahora estamos iniciando coedicion de posts con alumnos de la clase. Lo invito a conocer nuestro trabajo en:
http://liceofranciscocoloane.blogspot.com

Benjamin Perez Carrillo dijo...

Mire el comentario anterior, alli le presentaba parte del trabajo que estaba iniciando en Castro a mi llegada a la Corporacion en el 2005.
Salu2.